Diversidad e inclusión

Juntos. Es una palabra que utilizamos bastante en Parker, porque ejemplifica nuestra cultura y nuestro entorno. Trabajamos juntos para producir resultados, y para aprovechar la diversidad de nuestra plantilla en la consecución de nuestros objetivos.

Reconocemos que para ganar tenemos que hacer las cosas de una forma diferente, y nos situamos dentro del contexto más amplio de la compañía y del mundo tan cambiante en el que vivimos. El esfuerzo de desarrollar y mantener una plantilla de trabajadores diversa e integradora es un compromiso corporativo que contraemos para servir mejor a todos nuestros clientes, atrayendo, desarrollando y reteniendo a los mejores y más brillantes talentos del mundo.

En Parker, diversidad significa aceptar las diferencias que existen en todas las partes interesadas; incluidos nuestros empleados, clientes, proveedores y las comunidades en las que trabajamos. Se trata de algo más que de las diferencias de género, de raza, de edad, de orientación sexual, étnicas, nacionales, de religión y de creencias.  

También incluye la diversidad de nuestras experiencias, mentalidades y culturas. Es abrazando nuestras diferencias, y valorándolas, como podemos crear un lugar de trabajo integrador y respetuoso en el que todas las personas tengan unas responsabilidades, puedan crecer y desarrollarse y obtengan un reconocimiento por sus aportaciones. Nuestra capacidad y nuestro compromiso de aprovechar las fuerzas de todos nuestros empleados hace de Parker un lugar de trabajo excepcional.

En Parker creemos que es fundamental para nuestro éxito que todos los empleados se impliquen, se desarrollen plenamente y tengan el suficiente grado de responsabilidad. Lo conseguimos creando y sosteniendo un entorno de trabajo integrador que atraiga, apoye y desarrolle un equipo diverso de empleados sobresalientes y comprometidos.